16 Julio 2014

En su mayoría son personas entre 18 y 34 años que comparten sus autorretratos para controlar cómo quieren ser vistos por otros, sin admitir que buscan su aprobación.

PR / Line

Cualquier momento puede ser bueno para tomar el teléfono, estirar el brazo, mirar a la cámara y hacer clic. No importa si la persona que está al lado es la reina Isabel o el Papa, lo primordial es capturar el instante y aparecer en él. Las selfies, también llamadas autofotos, han permeado en todos los perfiles de personas y países, Chile no es la excepción.

Inspirado en este fenómeno, el “Estudio Cultura Selfística en Chile”, de Tren Digital, think thank de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica, quiso averiguar, por primera vez, la frecuencia y las razones de por qué los chilenos se toman este tipo de fotografías. Para ello encuestó a 1.345 usuarios de internet de entre 18 y 65 años (el 82.5% de la muestra tenía 34 años).

Según los resultados, el 29.7% de los entrevistados admitió haberse tomado una selfie una vez en el último año, 23,8% una vez al mes; 17.6% lo hizo varias veces al mes; 3.7% una vez a la semana y varias veces a la semana, 4.9%. solo 0.7% reconoció haberse tomado una todos los días.

“los autorretratos no son un fenómeno nuevo, siempre han existido, la diferencia es que ahora las personas también pueden compartirlos con sus contactos a través de las redes sociales, lo cual ha hecho que se conviertan en un boom”, dice Daniel Halpern, profesor de la Facultad de Comunicaciones UC y autor del estudio.

Por eso es que una vez que se toman una selfie, Facebook es el medio más utilizado para publicarla, seguido por WhatsApp e Instagram.

Al realizar la encuesta, Halpern pudo notar que aunque los entrevistados dicen no esperar la aprobación de los demás, en realidad piensan lo contrario. “En una selfie, la persona no dice una sola palabra, pero sí manifiesta explícitamente cómo quiere ser visto por el resto, controlando todos los factores, desde el ángulo de la cámara hasta cómo se ve su cara en la foto”, agrega.

A la hora de explorar cuál es el principal motivo por el que se autorretrataban en su mayoría (68.4%), los entrevistados declararon que es para recordar el momento, para contarles a los demás qué estaban haciendo (33.6%) y porque estaban aburridos (29.9%). “Casi todos se sacan selfies para compartirlas, nadie lo hace para guardarlas para sí, aunque solo 19% reconoce que le gusta ver los comentarios de los demás sobre su imagen en las redes sociales”, explicó Halpern.

En cuanto al tipo de autorretratos, a los chilenos, les gustan más las “Group Selfie” o en grupo (70%), la “Tourist Selfie” (42%), la “Selfie Romántica” (38%), la “Mirror Selfie” (tomada frente al espejo, 35%), y la “Beach Feet Selfie” (mostrando los pies en la playa, 32%).

Estas preferencias de los chilenos en nada difieren de las otros habitantes del mundo. Una encuesta realizada por la aplicación Line, en la que participaron 27 mil europeos, reveló que en España, por ejemplo, más del 40% de las personas mayores de 26 años prefiere fotografiarse a sí mismo para compartir un momento único y especial son sus amigos.